miércoles, 22 de agosto de 2012

La «familia 600», en plena forma

La primera concentración nacional de Seat 600 que se realiza en Asturias permitió ver en acción a 65 incombustibles vehículos del popular modelo que marcó una época de la automoción española

No fue un desfile de los vehículos más glamurosos del mundo, pero bien que llamaron la atención del resto de automovilistas. La primer concentración nacional de Seat 600 que, según los organizadores, se realiza en Asturias conseguió reunir ayer en Trasona (Corvera) coches de ese conocido modelo de todos los colores y diseños posibles. Así, decenas de forofos del 600 procedentes de todos los puntos de España disfrutaron de Asturias sobre ruedas.
Los asistentes a la concentración salieron a las 11 de la mañana rumbo a Gijón, donde disfrutaron de las vistas de la ciudad desde La Providencia. La ruta concluyó a las dos de la tarde con la entrega de trofeos y la celebración de una espicha. «Todo el mundo nos decía que para cuándo una en Asturias y este año nos lanzamos a ello», relató Mauricio Coalla, organizador del evento. «Para ser el primer año, estamos muy contentos con el número de participantes», añadía.
Benjamín García, de 77 años, al volante de un multicolor Seat 600, recibió el premio al carné más antiguo. Desde 1955 lleva este trubieco por las carreteras. Su vehículo, un modelo 600 D- el más producido en España- pintado de verde y amarillo era uno de los más llamativos. Detalles de madera y todo tipo de recuerdos asturianos adornan su interior. «Es de segunda mano y gasté mucho dinero en prepararlo», explicó Benjamín García. Pero aseguraba que había merecido la pena ya que «gracias a él he conocido todo Asturias».
El fuego decora el automóvil de José María Aparicio, de Tineo. «Lo adquirí en el taller donde trabajaba y le puse cierre centralizado», dice Aparicio. Por su parte, Ramón Serrano, de Ribadesella, consiguió su 600 L-la gama más potente- a cambio de dos cajas de licor de guindas. «Diez mil pesetas (60 euros) pagué por él», recuerda Serrano.
La mayoría de estos vehículos son comprados de segunda mano, según Manolo Morán, presidente de «Amigos del 600», el club organizador del evento. «Antes no se cuidaban como ahora, porque cuando éramos jóvenes queríamos un coche mayor. Sin embargo, ahora se ven como una joya», apunta. Este es el caso del 600 E de Ángel Fernández, de Almería, que recibió el premio al automóvil más lejano. «Saqué el coche de un desguace hace ocho años», manifestaba. No a todos los amantes de este vehículo les gustan los colores llamativos y los «tuneados». Alberto Álvarez, de 27 años, que recibió el trofeo al carné más joven, dice que prefiere mantenerlo «lo más fiel posible al diseño original». Es difícil ver a gente joven como Alberto Álvarez en este tipo de concentraciones, donde la media de edad supera los 50 años. Sin embargo, al ovetense siempre le gustaron estos coches y con su primer sueldo compró un 600 D.
Los participantes en la concentración, acompañados por sus familias, aseguraron que intentan ir a todas las que pueden. «Lo pasamos genial y muchos ya somos amigos», explicó Manolo Morán. La primera de estas concentraciones nacionales tiene lugar en abril en León y la última, en septiembre, en Lugo. Durante el invierno no hay ninguna; entonces «es tiempo de guardarlo en el garaje para que no coja catarro», como dice Constante Suárez.

Fuente: http://www.lne.es/verano/2012/08/06/familia-600-plena-forma/1280695.html

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...